Abogados Daudén
Expertos en marcas, diseño comunitario y patentes en España

Avda Maisonnave nº 11, 2º dcha.
03003 Alicante – España

info@abogados-dauden.com
Tel. Fijo: +34 965 135 918
Tel. Móvil: +34 620 106 143
Fax: +34 965 134 209
Skype: abogadosdauden

MARCAS

La marca es, esencialmente, un indicador de origen

La marca es un signo distintivo que sirve para diferencias los productos y servicios de una empresa de los productos y servicios de otras empresas. En otras palabras, la marca tiene la función de indicar el origen empresarial de los productos o servicios. Pueden ser registradas como marcas: palabras, nombres, logotipos, letras o cualquier otro elemento distintivo como la forma del producto, su embalaje, sonido, etc…

El registro de marcas tiene una importancia estratégica muy relevante, ya que mejora la reputación de la empresa y permite asegurar un activo destinado a aumentar exponencialmente su valor económico.

Para obtener protección, normalmente, es necesario registrar la marca. Sin embargo, en algunos países como los Estados Unidos y el Reino Unido se puede obtener protección simplemente utilizando el signo en el mercado.

El titular de una marca registrada tiene derecho al uso exclusivo de la marca en el mercado y, como resultado, puede impedir que terceros no autorizados utilicen marcas idénticas o confundibles a su marca para productos o servicios idénticos o similares a los reivindicados en la solicitud de registro.

Los requisitos que debe tener una marca para ser registrada son esencialmente los siguientes:

• Carácter distintivo: una marca no puede consistir en términos genéricos o descriptivos (por ejemplo: la palabra DIESEL no se puede registrar para combustible, pero es muy distintiva para ropa).
• El segundo tipo de requisito se refiere a la prohibición de registrar como marca un signo contrario al orden público (por ejemplo, banderas o emblemas estatales) o la moral.

La solicitud de registro de marcas por “motivos absolutos” (prohibiciones tasadas en la ley) y por «motivos relativos», es decir, cuando la marca está en conflicto con marcas u otros derechos de PI anteriores.

Una vez registrada la marca en el territorio de interés, se adquiere un derecho exclusivo sobre el mismo que, si se renueva en los términos establecidos por la ley (generalmente cada 10 años), también puede ser ilimitado en el tiempo.

Además de la renovación, en la mayoría de los países hay requisitos adicionales que deben cumplirse para mantener la protección de la marca. Por ejemplo, en Europa una marca puede caducar si no se ha utilizado durante un cierto período de tiempo. Como muchas cosas en la vida, si no lo usas, ¡puedes perderlo!